Conceptos básicos de las Fallas de Valencia

Conceptos básicos de las Fallas de Valencia

Las Fallas: tradición y fiesta de la Comunidad Valenciana

Las Fallas son consideradas la fiesta más importante de la Comunidad Valenciana. Una tradición arraigada a Valencia, que con el paso del tiempo se han extendido a las distintas poblaciones de esta Comunitat. La semana grande fallera comienza el 15 de marzo, día en el que tiene lugar la Plantà, y finaliza el 19 de marzo con la Cremà. Aun así, la fiesta de las Fallas empieza oficialmente con la Crida, que se lleva a cabo, normalmente, el último domingo del mes de febrero. Desde este día, las calles de Valencia, y gran parte de su provincia… se llenan de música, color, fiesta y, sobre todo, de pólvora. El olor a pólvora va impregnando los días del mes de marzo y los actos falleros que en él se celebran.

Las Fallas son consideradas una fiesta de Interés Turístico Internacional y en noviembre de 2016 la UNESCO las registró como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Esta fiesta atrae cada año a multitud de turistas y visitantes. Para los falleros, las Fallas son más que una fiesta y una tradición, son un sentimiento y durante todo el año las trabajan y esperan con ansia su llegada.

Breve historia de las Fallas de Valencia

Según el Marqués de Cruïlles, el origen de las fallas estaría en las hogueras purificadoras que el Gremio de Carpinteros encendía en el día de su patrón San José, para quemar los trastos viejos sobrantes y las virutas, limpiando sus talleres antes de la llegada de la primavera. Además, los carpinteros también lanzaban a las llamas los “parots”, que eran las estructuras en las que colgaban los candiles que les daban luz, ya que con la llega de la primavera se volvían innecesarios.

Las fallas y los carpinteros

Siguiendo esta teoría popular, los carpinteros acabarían dando forma humana a estos “parots”, lo que derivaría en las actuales Fallas.

Otras teorías apuntan a que el origen de las fallas está en el culto al fuego, un ritual pagano que se traslada a otras festividades, como es el caso de las hogueras de San Juan. De esta forma, las Fallas serían una evolución de este ritual para anunciar la llegada de la primavera.

Primera información de las fallas

Por su parte, la primera información más próxima de las Fallas, tal y como se conocen hoy en día, data del siglo XVIII, mediados de 1740. En aquel momento, estas eran monumentos burlescos y satíricos en los que se quemaban, de manera simbólica, personas y situaciones del barrio o la calle donde eran plantas, exponiendo así la vergüenza pública.

Los monumentos falleros actuales: la falla

Los monumentos falleros, popularmente conocidos como “falla”, constan, por lo general, de una composición o figura central de varios metros de altura, llegando algunas incluso a los más de 30 metros. Son llamados también “monumentos”, pero lo correcto es denominarlas “fallas”. Estas figuras son rodeadas por varias figuras de cartón, piedra o poliuretano y sostenidas por un armazón de madera. Normalmente, estos monumentos falleros tienen un carácter crítico y satírico sobre algún tema de actualidad, que son explicados con letreros en valenciano situados en la propia falla.

La falla: un trabajo de todo un año

Durante todo el año los Artistas Falleros, contratados por las distintas comisiones de Valencia y de las demás localidades, preparan estos monumentos para ser expuestos desde el 15 de marzo, día de la Plantà, hasta el 19 de marzo. En esta última jornada, las fallas son quemadas durante la Nit de la Cremà, excepto los dos muñecos indultados (Ninots indultats) por votación popular, como símbolo de purificación y en honor a San José, patrón de las fiestas falleras.

¿De dónde proviene el término “falla”?: etimología de la palabra “falla”

En el valenciano medieval la palabra falla, que proviene del latín fac[u]la, diminutivo del término fax, se utilizaba para denominar a las antorchas que se situaban en la parte alta de las torres de vigilancia.

Por su parte, en el Llibre dels Feits, conocido en castellano como El Libro de los hechos del rey Jaime, se vuelve a nombrar a las fallas para referirse a las antorchas que iluminaban el camino y las entradas. También se hace referencia a estas para alumbrar fiestas.

El significado más cercano a las actuales fallas, se encuentra más adelante, cuando se utiliza este término para hacer referencia a hogueras que eran encendidas en vísperas de fiestas patronales y extraordinarias.

Conceptos básicos que debes conocer de las Fallas de Valencia

Donde_esta_pyroshoppingSi no eres de Valencia, y quieres conocer unos conceptos básicos de las Fallas, aquí te apuntamos algunos. 

La Crida de Valencia: “La llamada”  

La Crida puede traducirse al castellano como el “pregón” o la “llamada”, que indica el comienzo de las fiestas. Es el pistoletazo de salida que invita a los valencianos, visitantes y turistas a que disfruten y vivan la fiesta de las Fallas. Este acto tiene lugar, normalmente, el último domingo del mes de febrero y en él, la fallera mayor reúne en las “puertas de la ciudad”, las imponentes Torres de Serra

nos, a todas las comisiones falleras haciendo una llamada de iniciación de las fiestas. El alcalde o alcaldesa de Valencia hace entrega de las llaves de la ciudad a la fallera mayor, dando por comenzada la gran fiesta de las Fallas.

En este acto se hace un llamamiento al mundo entero a asistir a la fiesta fallera. También se ensalza la figura de falleros, artistas, músicos, pirotécnicos, así como todo loque tiene que ver con esta variadísima fiesta, la gastronomía, la indumentaria, la orfebrería… En la Crida de las Fallas de Valencia podrás ver miles de falleros y falleras con atuendo de calle, un espectáculo de luz, color y sonido, además de la indispensable banda de música y espectáculo pirotécnico. Al grito de “JA ESTEM EN FALLES” (ya estamos en fallas) todo temblará y la fiesta comenzará.

¿En qué consiste la tradicional Despertà?

Cada mañana de la semana grande fallera, los falleros despiertan a los vecinos y visitantes arrojando unos petardos que al impactar con el suelo explotan. Estos petardos son conocidos como ‘Tro de bac’. Así, desde primera hora de la mañana, la pólvora está presente en cada rincón de la ciudad. A continuación, la tradición manda desayunar, a ser posible, churros y buñuelos con chocolate, aunque muchos ya enlazan con el tradicional “esmorzar”.

La Mascletà en las Fallas de Valencia

Desde el 1 de marzo y hasta el 19 de marzo, día en el que se pone fin a las Fallas de Valencia, tiene lugar la Mascletà en la plaza del Ayuntamiento. La palabra Macletà hace referencia a un tipo de petardo denominado “el masclet”.  Es uno de los actos con más acogida y más valorados de las fiestas por los valencianos.  Éste consiste en el encendido y explosión de los petardos “masclets”, creando una armónica sinfonía. Además, cada día la Mascletà es diferente, produciéndose variaciones en las distancias de explosión, los cruces, las filas o las mechas y creando así sonidos, sensaciones y velocidades distintas.

Sin duda, en marzo, la Plaza del Ayuntamiento de Valencia se convierte en la catedral de la pólvora mundial. Cada día, una pirotecnia distinta “dispará” su mascletà. Pero no acaba esto aquí. Los días centrales de las fallas de Valencia (del 15 al 19) gran parte de las comisiones disparan su propia mascletà. Entorno a las dos de la tarde la ciudad de Valencia retumba por todas partes de forma que es imposible escapar a la fiesta. Es algo realmente espectacular.

¿En qué consiste la Plantà de las fallas?

La Plantà es el acto de erigir los monumentos falleros, más conocidos como fallas, en los lugares destinados para su exposición y la visita de los mismos antes de la noche de la Cremà.  Este acontecimiento tiene lugar en la noche de los días 14 y 15 de marzo. Aunque en muchos casos, especialmente en el de la comisiones falleras de especial, el montaje de las fallas en su destino final, la calle, ha comenzado ya hace muchas jornadas con trabajo noche y día. En la mañana del día 16 de marzo a las 8.00 horas, todas las fallas deben estar “plantadas” para ser presentadas al jurado calificador.

Tradicionalmente el acto de la Plantà se realizaba en una sola jornada, pero la competitividad de las comisiones y la envergadura de las fallas de la sección especial, hicieron que se aumentaran los días, ya que de no estar acabado, el monumento era descalificado.  De hecho, las fechas de la Plantà varían en algunas localidades, puesto que algunas de sus semanas falleras no coinciden con las fechas oficiales de Valencia. En algunos lugares, puede comenzar incluso antes del día 10 de marzo.

El Ninot: Uno de los conceptos más básicos de las Fallas de Valencia

Un Ninot es un muñeco hecho de madera, cartón y/o papel, o corcho que se coloca en la base de las fallas y que tiene, normalmente, forma humana. Alrededor de 700 ninots se presentan cada año a la exposición previa las Fallas, pero solo dos son indultados de ser quemados en las llamas en la noche de la Cremà, uno de categoría de adulto y otro infantil. Los dos salvados, conocidos como ‘Ninot indultat’, son elegidos por votación popular y formarán parte del Museo Fallero.

Ofrenda a la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia

La Ofrenda a la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad de Valencia, tiene lugar entre los días 17 y 18 de marzo. Para tal ofrenda, las falleras de la ciudad realizan un recorrido hasta la plaza de la Virgen donde  depositan un ramo de flores cada una, confeccionando así, un tapiz de flores que conforma un vestido que cubre todo el cuerpo de la Virgen.

Este es uno de los actos más esperados y, además, el resultado de la ofrenda de numerosos ramos de flores, es decir, el gran manto de la Virgen hecho con estas flores, es muy visitado durante y después de las fiestas.

La Nit del foc: “La noche del fuego”

La Nit del foc, (“La noche del fuego” en castellano), tiene lugar en la madrugada del día 18 al 19 de marzo. Es decir, en la madrugada víspera a la Cremà. La Nit del foc es, ante todo, un gran espectáculo en el que los protagonistas son la luz, el sonido y, por supuesto, la pólvora.  El cielo valenciano se convierte en una auténtica exhibición pirotécnica de fuegos artificiales que no deja indiferente a nadie.

La Nit de la Cremà pone fin a las fiestas falleras

La Nit de la Cremà es el acontecimiento que pone punto y final a la las Fallas. Este acto tiene lugar el día 19 de marzo, última jornada de las fiestas. La Cremà consiste en la quema de los monumentos falleros que han sido plantados previamente en las calles de la ciudad de Valencia y en sus localidades.

Este acto es precedido por un castillo de fuegos artificiales que es encendido por cada la Fallera Mayor y que llena  el cielo de la ciudad de luz, color y sonido. 

Este final que tienen los monumentos falleros es a veces poco entendible para los turistas y visitantes. Un final agridulce que les provoca tristeza. Sin embargo, hay que tener conciencia de que el principal objetivo de esta Nit de la Cremà es la purificación de las cosas negativas. Así, aunque muchas obras de arte perezcan en las llamas, esto traerá consigo un año mejor que el anterior.

En el mundo fallero es un momento muy emotivo. Todo un año de trabajo finaliza y se vive con nostalgia al tiempo que con ilusión. De esas llamas nace un proyecto, de todo un año también, que es la falla del año siguiente. Solo unos días de descanso, nada más, en solo unos días ya se empieza a preparar la falla y las fiestas del año venidero.

Las Fallas: puro espectáculo y sentimiento

La fiesta de las Fallas es una tradición arraigada en la Comunidad Valenciana y que mueve un auténtico sentimiento en los falleros. Un sentimiento que lleva a trabajar durante todo el año para que todo salga perfecto y que valencianos, turistas y visitantes disfruten de la gran semana fallera y de todo un mes lleno de actos. Unos actos en los que los espectáculos pirotécnicos están muy presentes. La pólvora es uno de los elementos fundamentales de la gran fiesta de las Fallas. También la música, que acompaña a cualquiera de los eventos y actos programados a lo largo del día y la noche.

Flores, indumentaria, orfebrería, gastronomía, artistas, músicos, luminarias, servicios públicos, bomberos, pirotécnicos. Ni siquiera hay una cifra que ponga de acuerdo a nadie en las personas, oficios y riqueza que mueven y generan las fiestas falleras. Da igual, se hacen por pasión, y se crean para quemarse. Se queman para empezar otras y para rendir homenaje a siglos de tradición, a toda una cultura y a toda una tierra. Las fallas representan una forma de entender la vida… solo las puedes intentar entender si vienes a conocerlas, o si las vives una y otra vez, y otra… y otra… ¡Vivan las fallas!.

Comparte en redes sociales....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies