Origen y actualidad de las fallas de Valencia

Origen y actualidad de las fallas de Valencia

Origen de las fallas de Valencia

Las fallas de Valencia es la fiesta más grande que se vive en la Capital del Túria. Todas las calles de la ciudad rebosan de alegría, música, flores, petardos, pólvora y pirotecnia de todo tipo. Son 4 días intensos de fiesta, luz, color y ruido que impregnan toda la ciudad.

Valencia cuenta con un millón y medio de habitantes en su área metropolitana. La peculiaridad de esta fiesta, con respecto a otras que podemos disfrutar en España,  es que la celebración invade por completo todos los rincones de la ciudad de Valencia. Es prácticamente imposible escapar a la alegría rebosante de los propios monumentos falleros, las bandas de música, las flores y, claro está, la pólvora, cohetes, petardos y pirotecnia.

¿Cuántas Fallas se plantan en Valencia?

700 monumentos efímeros (fallas) son expuestos por todas las calles de Valencia capital para deleite de propios y extraños. Sí, son obras de arte que se crean para quemarse, porque ese es su fin y, esa, su razón de ser.

Las Fallas se celebran en muchos pueblos de la provincia de Valencia y otros lugares

No solamente la ciudad de Valencia vive la fiestas. Muchísimas localidades cuentas con fuerte arraigo en esta tradición. Alzira, Algemesí, Xativa, Paterna, Massanassa, Gandía, Torrente, Tavernes de la Valldigna, Villanueva de Castellón, Alberic, Benidorm. Y un sin fín de pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana celebran las Fallas de San José.

Qué son las Fallas de Valencia (monumentos falleros)

Por raro que nos pueda parecer a la gente de Valencia, a medida que nos alejamos de la capital del Túria, lo que realmente es una Falla, en ocasiones, empieza a diluirse en una amalgama de hipótesis, con que vamos a explicar para todos aquellos que nos siguen de otros lugares del mundo.

Composición y temas de las Fallas

El monumento fallero, o falla, es una expresión artística, compuesta por figuras de distintos materiales a los que se le llaman “ninots”. Estos monumentos falleros pueden medir más de 20 metros de altura y representan, cada uno de ellos un tema. Cada falla, cada año, tiene su “lema” ó título. Alrededor de este lema gira toda la composición y temática de la misma. Tienen una fuerte carga satírica, crítica, por medio de graciosos “ninots” y unos cartelitos que, de forma jocosa, generalmente en valenciano, alrededor de la falla y en verso, van dando sentido a cada una de las escenas que componen el monumento fallero.

Las Fallas se crean para quemarse

Repetimos, las Fallas se crean para quemarse. Todo un año de esfuerzo, trabajo, inversión y mucha ilusión de los falleros que se exponen al mundo durante 4 días para, el día 19 de marzo, ser devorada por las llamas. Simboliza esto el fuego purificador que quema lo malo, al tiempo, que damos paso a la primavera para que todo “florezca” de nuevo.

El origen y evolución de las fallas de Valencia

Vamos a hacer un corto recorrido por lo que es el origen de las Fallas de Valencia, desde la deducción de las primeras referencias medievales de la acepción, hasta las fallas modernas actuales.

Génesis y origen de los monumentos falleros

Muchas son las historias, e incluso leyendas, que apuntan al origen de las fallas de Valencia. Al tratarse de una tradición ancestral, lo más probable es que todas las teoría tengan algo de razón.

En la lengua valenciana de la edad media se referían un tipo de antorchas que se ubicaban en las torres vigías como “falla”. Y ya en el “Llibre dels Feits” del Rey Jaime I El Conquistador se menciona que, para iluminarse, portaban “fallas”. El nombre «falla» viene del latín. Es de la palabra «facula» (que a su vez es diminutivo de facis o fax) utilizado para denominar a las antrochas en el idioma valenciano medieval.

Un poco más adelante, se sabe que la materialización y génesis de lo que posteriormente sería el monumento fallero la encontramos en que el gremio de carpinteros quemaba sus sobrantes en hogueras en el día de San José, su Patrón. A esto se sumaban los vecinos. Se sabe que, dentro de esta evolución, los niños eran los encargados de ir recogiendo los enseres para la quema. Esto ya apunta a una evolución hacia una celebración festiva y popular de los que acabaría siendo la gran fiesta fallera.

Origen de la crítica en las Fallas de valencia

Es paso de los años, dentro de esta ya tradición, llevó a que los vecinos comenzaran a poner escritos en estas “hogueras” criticando a conocidos. Estos escritos de tinte burlesco y satírico dieron paso a poner rudimentarias caras y referencias a lo que ocurría en el vencindario. Y pronto dieron paso a la aparición de los primeros “muñecos” y formas que ya hacían referencias jocosas y burlonas a los poderes municipales, al país, o a la propia Iglesia.

«Las Fallas de Valencia tienen un origen eminentemente gremial y popular»

Todo este proceso es paulatino. El propio carácter, eminentemente popular y gremial, hace casi imposible datar cuando ocurre cada cosa. Y ya a finales del siglo XIX se tiene constancia de “ninots” (muñecos de la falla) hechos con cartón, maderas y papeles. Estos «ninots» pronto darán paso a cuerpos recubiertos de telas y ropajes y manos y caras hechas con cera. Esto último, manifiesta una tradición ya totalmente normalizada. Y, no menos importante, la voluntariedad del fin de esta fiesta con la aparición del artista fallero.

Las fallas de Valencia en la actualidad

A partir de la segunda década del siglo XIX constatamos una fuerte evolución de la fiesta. Encontramos ya fallas (monumentos falleros) hechos de cartón-piedra. Esto requería la creación de moldes específicos para cada muñeco fallero (ninot) y una técnica específica para llevarlo a cabo. Además de la ya existencia entonces del artista fallero, muchas comisiones falleras (asociaciones y colectivos en que se agrupan los falleros para llevar a cabo cada una de las fallas de Valencia) se hacían sus propios monumentos falleros. Proceso que llamaban “tirar de cartó”.

«El corcho que lo cambió todo en las fallas de Valencia»

A partir de los años 90 del siglo XX se permitió la utilización del poliestileno expandido (corcho blanco). Esto permitió que las fallas (monumento fallero) alcanzaran dimensiones, alturas y creaciones artístticas hasta entonces nunca vistas.

Las Fallas más antigua de Valencia

La falla más antigua de Valencia correcponde a la Falla Plaza del Mercado.  Esta comisión fallera cuenta con el número 1 en el censo la Junta Central Fallera de Valencia. (Organismo que organiza y aglutina al movimiento fallero). Hay vestigios que ya en 1797 tenía actividad. Si bien, la documentación respalda que se plantó la primera Falla, y esta, en la Plaza del Mercado Central, en el año 1873. Esta tenía un aspecto, que salvando las distancias por las técnicas empleadas, ya recuerda totalmente a las actuales.

En 1884 se plantaron 4 Fallas en Valencia:

  • En la Plaza de Sant Bult.
  • Otra en la Plaza de Massés Sorell.
  • También en la calle Carabesses.
  • Y la plaza Na Jordana.

Pólvora, luz, color y ruido en las Fallas de Valencia

No se entiende una fiesta, una celebración, ni por supuesto las fallas de Valencia, sin color, aroma y ruido. El máximo exponente de la alegría popular, la forma más compartir esta felicidad y las ganas de disfrutar, la encontramos en la pirotecnia.

Los petardos, cohetes, tracas y castillos de fuegos artificiales las encontramos por doquier a lo largo y ancho de la ciudad de Valencia durante los días de fallas.Ya desde el día de la Crida (último domingo de febrero) que se produce desde las majestuosas Torres de Serranos. Niños, jóvenes y mayores disfrutan de las fuentes, las bengalas, salidas, masclets, y todo tipo de petardos de fallas.

Las gentes, turistas, y foráneos que visitan Valencia en Fallas quedan maravillados, y a veces sorprendidos, por la familiaridad con el manejo de pólvora en esta región valenciana. Vaya por delante subrayar que lo primero es la seguridad. Estamos habituados desde niños a convivir con la pirotecnia, es tradición de padres a hijos. Por otra parte, el desarrollo del mercado y la normativa nos ha llevado a tener petardos y pirotecnia adecuados a casi todas las edades. Es muy importante que los petardos estén adquiridos en establecimientos de garantía. De igual forma, que cualquier material pirotécnico cuente con el debido etiquetado. Esto nos garantizará que ha pasado los controles y cumple escrupulosamente la normativa.

PyroShopping, tu tienda de petardos y pirotecnia recreativa en las Fallas de Valencia

PyroShopping es una amplia red de tiendas de pirotecnia que podemos encontrar en la ciudad de Valencia. Es pionera en la distribución de pirotecnia recreativa. Un amplia experiencia y formación respalda a todo el personal de sus tiendas de petardos. Lo cual si es usted de Valencia, pues ya nos debe conocer. Y si es usted de fuera, estaremos encantados de asesorarle para la mejor elección de petardos. De igual forma atenderemos cualquier duda sobre esta cosa tan nuestra, de Valencia, como son los petardos y la pirotecnia.

Puede seguirnos en Facebook para estar al corriente de todas las novedades.

Comparte en redes sociales....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies